Estimados Colegas:

Recuerden que toda información importante es enviada por e-mail.

Sugerimos revisarlos periódicamente

» Artículos Publicados » Uso de nuevas tecnologías en discapacidad. ¿Mejora la calidad de vida?

Uso de nuevas tecnologías en discapacidad. ¿Mejora la calidad de vida?

Sillas de rueda, ortesis, audífonos, estamos acostumbrados a manejar estos objetos tecnológicos, que si bien son de suma importancia y resuelven gran parte de las limitaciones, son sólo para una población limitada de personas con discapacidad.

Pero, en este momento de auge de aparatos tecnológicos, cada vez con más capacidad de resolución y facilitación en la calidad de vida de las personas porque no pensar e implementar, por ejemplo, una aplicación de celular, a una persona que tenga dificultad para comunicarse u otra para el que no posee lenguaje para expresar aquello que desea gracias un conjunto de imágenes que tiene en su teléfono. Otro niño va a la escuela y tiene una tablet que lo ayuda a aprender al igual que sus compañeros y un joven con una discapacidad sensorial o motriz puede ir a trabajar porque tiene los apoyos tecnológicos adecuados para que su rendimiento sea como el de cualquier otro.

Debemos acostumbrarnos, asesorarnos y formarnos orientados a que la tecnología aumentó las posibilidades de las personas con discapacidad, apoyándolos en el funcionamiento de su vida cotidiana y generando una mayor calidad de vida para ellas y sus familias.

Estos apoyos tecnológicos permiten extender y expandir las capacidades humanas. Con el desarrollo de la informática, Internet y la caída en los costos producida por el software libre, la oferta se multiplicó.

Hoy contamos con aplicaciones que mejoran el lenguaje y la comunicación, la comprensión del mundo, permiten apuntalar las habilidades sociales, facilitan el aprendizaje, la inclusión laboral, mejoran las posibilidades de la iniciación deportiva y la competición de alto rendimiento, acompañan en la recreación, la salida cultural, la seguridad y muchas otras cosas más. Además, también se cuenta con tecnologías adaptadas para cada ciclo de la vida de las personas y para cada tipo de discapacidad.

En nuestro país se tiene en cuenta la promoción de la así llamada “tecnología inclusiva”, debido, por un lado, a la capacidad emprendedora de nuestros técnicos y científicos, por el otro al protagonismo social que poseen las personas con discapacidad y sus organizaciones. 

Pero con esto nos toca también una consideración que no debemos desestimar: “Mucha de esta tecnología inclusiva es gratuita, pero a veces no es accesible para todos”, habrá que trabajar allí. Asimismo, es imprescindible contar con sistemas de financiación de la tecnología inclusiva. Contar con líneas de créditos y subsidios para usuarios, emprendedores, desarrolladores, investigadores, familias, organizaciones. Dentro del universo de las aplicaciones y productos que se ofrecen no siempre es fácil elegir, por ello contar con formas de orientación para usuarios será necesario. El diseño deberá estar guiado por la evidencia internacional y centrado en la persona con discapacidad, siendo esta integrante de dicho proceso y verificador de la calidad.

Los puntos a tener presentes siempre para consolidar la tecnología asistente  a las personas con discapacidad son: “la diversidad genera crecimiento”, “la innovación es central para el desarrollo”, “la inclusión es un proceso permanente”.

Colegio de Fonoaudiologos de Rosario