Estimados Colegas:

Recuerden que toda información importante es enviada por e-mail.

Sugerimos revisarlos periódicamente

» Artículos Publicados » Acerca de los accidentes cerebrovasculares:

Acerca de los accidentes cerebrovasculares:

Dr. Guillermo Covelli
Médico Cardiólogo – Mat. 7056

Epidemiología

EL accidente cerebrovascular es la principal causa de discapacidad en el mundo. 

La Argentina no se aleja de esas estadísticas, afectando a unas 140.000 personas por año. 

La enfermedad cerebrovascular es altamente prevenible. 

En el 80% de los casos aproximadamente, existe el antecedente de hipertensión arterial. Contribuyen también la diabetes, el colesterol elevado, el tabaquismo, el consumo de alcohol en exceso, el sedentarismo, el sobrepeso y la presencia de fibrilación auricular. Asimismo, cabe agregar que están más expuestas las mujeres que utilizan píldoras anticonceptivas (especialmente si son mayores de 35 años y fuman), y terapia de reemplazo hormonal durante tiempos prologados.

Los accidentes cerebrovasculares son más frecuentes en los hombres, aunque son más mortales en las mujeres.

Se produce un accidente cerebrovascular cuando se interrumpe o se reduce el suministro de sangre al cerebro. Esto le impide al tejido cerebral recibir oxígeno y nutrientes; y, en cuestión de minutos, las neuronas cerebrales empiezan a morir.

Podemos citar dos tipos principales de accidente cerebrovascular:

A. Accidente cerebrovascular isquémico

El ACV isquémico ocurre cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro, se obstruye por un coágulo de sangre. Esto puede suceder de dos maneras:

1. Se puede formar un coágulo en una arteria que ya está muy estrecha. Esto se denomina “accidente cerebrovascular trombótico” 

2. Un coágulo se desprende de otro lugar del organismo y se traslada hasta el cerebro. Esto se denomina “embolia cerebral”, o “accidente cerebrovascular embólico”

B. Accidente cerebrovascular hemorrágico

El ACV hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se debilita y se rompe. Esto provoca que la sangre se escape hacia el cerebro. Algunas personas tienen defectos en los vasos sanguíneos de su cerebro que hacen que esto sea más probable. Nos referimos al aneurisma, que es un área débil en la pared de un vaso sanguíneo que provoca que al vaso se le forme una protuberancia o una burbuja en la parte exterior, o también puede ser una malformación arteriovenosa .

 Síntomas:

 Dificultades para hablar o expresarse 

 Dificultades para comprender

 Dificultades para hablar y comprender. 

 Hablar arrastrando las palabras 

 Confusión

 Parálisis o entumecimiento de la cara, los brazos o las piernas.  Por lo general, esto ocurre en un solo lado del cuerpo.

 Dificultades para ver con uno o ambos ojos, visión borrosa o ennegrecida en uno o en ambos ojos, o la visión sea doble.

 Dolor de cabeza. Un dolor de cabeza intenso y repentino, que puede estar acompañado de vómitos, mareos o estado alterado de conciencia.

 Problemas para caminar, mareos repentinos, pérdida del equilibrio o pérdida de coordinación.

 

En síntesis:

El accidente cerebrovascular es una emergencia médica. 

Cuánto antes se reciba asistencia médica especializada mayores serán los beneficios obtenidos. En caso de ser posible, lo ideal es reponer el flujo en el área del cerebro que ha perdido la irrigación sanguínea.

La prevención es la primera herramienta para evitar los accidentes cerebrovasculares. 

Consultar periódicamente al médico puede significar una importante ayuda para disminuir las posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

Los eventos cardiovasculares son una causa importante de muerte y también de discapacidades.  La atención del paciente que sufre un ACV debe ser multidisciplinaria ya que son múltiples los aspectos que se deben tener en cuenta durante el tratamiento de la fase aguda, como así también, en la rehabilitación durante la fase crónica. –

Colegio de Fonoaudiologos de Rosario